CinEncanto
Películas recientes
Archivo en Español
Archivo en Inglés

“Dicen que en el preciso momento
de la muerte perdemos 21 gramos,
que es el peso del alma”

Qué difícil es tratar de hablar de una película que es buena y mala a la vez. El director González Iñárritu se lanzó a la pantalla grande y logró fama mundial con una sola película, “Amores perros” de la cual nunca hablé por temor quizá, a ser acusado de criticón, pues siempre dije que la película es una mona vestida con las mejores sedas, es una película totalmente estudiantil realizada con varios millones (de dólares). Hay que reconocerle a Iñárritu su gran talento como realizador y negociante. Ahora nos sale con una película muy similar, con un guión de Guillermo Arriaga más ingenioso y mejor logrado que el anterior pero en el fondo resulta ser pan con lo mismo, 3 historias unidas por un mismo evento. Ellos dicen que es parte de una trilogía, qué curioso, una trilogía de 3 historias cada una. El cine mexicano sigue produciendo cuentos y pobres mejicanitos, tal parece que Hollywood nos agarró como maquiladores monotemáticos, como ejemplo basta recordar a Robert Rodríguez (El Mariachi 1, 2, 3, etc.) Perdón, no quiero generalizar.

¿Por qué es una buena y mala película? Las actuaciones son sobresalientes, Sean Penn, Naomi Watts y Benicio del Toro retratan de manera más que convincente a los personajes que representan, para nuestros ojos son realmente un ex convicto, una drogadicta y un enfermo con problemas cardiacos. No solo la actuación es sobresaliente, también la caracterización de los personajes en un su justo entorno, creado por la reconocida directora de arte Brigitte Broch (quien ganó un Oscar por Moulin Rouge, 2001). La edición de Stephen Mirrione es también muy ingeniosa. El estilo de la fotografía de grandes contrastes tonales y grano reventado, otra constante del director, es muy ad hoc al tema.

Por otro lado, la película mantiene casi el mismo ritmo en toda su extensión, es demasiado larga y debo confesar que la parte intermedia me aburrió, lo mismo me sucedió con Amores Perros. El sofisticado armado de la historia que combina de manera inteligente el pasado, presente y futuro es un recurso para “conocedores”, para el cinéfilo común es muy confuso. Debo confesar que antes de escribir este comentario les iba a proponer un juego, escribir en varias tarjetas diferentes partes de una historia, un cuento corto o la que sea, luego, cambian su orden y la leen en la nueva secuencia, pues eso es 21 gramos, sólo que más complejo. La evolución del guionista se nota en la cantidad de de detalles que va amarrando al final de la historia.

No es fácil juntar a un gran realizador con una gran historia y éste es un buen ejemplo de ello, quizá ahí el gran defecto de 21 gramos. Dicen que en el preciso momento de la muerte perdemos 21 gramos, que es el peso del alma. Qué extraño, una buena – mala película, creo que lo que le falta a la película, son 21 gramos.

El envidioso José Martín Sulaimán

Manda tus comentarios por correo o visita nuestro Foro de Mensajes

 

21 Gramos
(21 Grams)


Imagen 2003 Focus Features

Focus Features, 2003
125 minutos

Dirigida por Alejandro González Iñárritu
Escrita por Guillermo Arriaga
Editada por Stephen Mirrione

Elenco:
Sean Penn .... Paul
Benicio Del Toro .... Jack
Naomi Watts .... Christina
Charlotte Gainsbourg .... Mary
Danny Huston .... Michael
Clea DuVall .... Claudia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.