CinEncanto
Películas recientes
Archivo en Español
Archivo en Inglés

¿Quieren ver El Exorcista? Réntenla y eviten la decepción que seguramente causará esta película.

Antes que nada quiero admitir que la película que me horrorizó y causó interminables noches de desvelo fue El Exorcista de William Friedkin (1973) y quizá por eso nunca me animé a ver la 2ª y 3ª parte. Con esto en mente, ingresar a la sala de cine era como estar en la cola de la Montaña Rusa con toda la carga de ansiedad negativa que ello provoca, pero lo que resultó realmente terrorífico fue la concepción de la historia. El origen de tal terror se puede argumentar por causas religiosas y sociales, lo cierto es que el film original tiene imágenes que no se salen de la mente con facilidad. Hoy comprendo que a mis 13 años de edad, me espanté con una película que se adelantó a su época y mostró lo que nadie esperaba ver.

Hollywood la hizo de nuevo ¿Qué se podía esperar en la era de Jason vs. Freddy y Depredador vs. Alien? El Exorcista: El comienzo es pues, un exorcismo absurdo en el mundo de Resident Evil, es un videojuego que todavía no existe. Regresando a la original ¿Cómo es posible que una niñita poseída y amarrada a una cama, solamente con maquillaje, sea más aterradora que las imágenes logradas con equipos multimillonarios? Esta es una película de terror convertida en thriller de escasísimos recursos narrativos e históricos, nos llevan a creer que uno de los personajes será el poseído y de pronto, el sagaz Merrin, arqueólogo mal interpretado por Stellan Skarsgard, descubre demasiado tarde que estaba equivocado. Según el ya trillado recetario Hollywoodense, ¿No nos íbamos a dar cuenta quien realmente sería la víctima? Por favor.

Creo que lo más engañoso es esperar algo y caí en la trampa, esperaba conocer el origen de Pazuzu más que una batalla ancestral donde se matan entre todos ¿De qué sirven las escenas épicas, magníficas, cuando carecen de sentido, sustancia y sustento histórico, aunque sea inventado? Esperaba ver cómo cayó Lucifer en ese lugar de la Tierra, esperaba menos magnificencia y más efectividad, esperaba más maldad aterradora, insospechada y no a un demonio vil que solamente amenaza al cuerpo y no al espíritu. El terror real de la primera película de El Exorcista radica, quizá, en que le sucedió a una niña normal, en que nos hagan creer que le puede suceder a cualquiera, no el día del equinoccio ni durante un eclipse, sino cualquier día del año y sin aviso. La historia de esta “precuela” no tiene sentido ni interés alguno.

Copada por sitios comunes en su narrativa, en esta cuarta película se utiliza hasta el hartazgo el clásico susto provocado por el estruendo sonoro que apoya al pájaro que vuela o gato que salta. Increíble que a estas alturas tengan que recurrir (tantas veces) al más barato de los recursos. Lo que resulta horroroso es la utilización y abuso del sonido para asustar.

Hoy, nadie dice nada de esta película ni se crean situaciones diabólicas alrededor de ella, nadie del equipo de producción se accidentó, nadie tuvo que ir al psicólogo para amainar el trauma psicológico y la película llegará a la repisa del video club como otra más, como otro de los cientos de “Demo Reels” del cine industrial.

¿Les digo más? No vale la pena

José Martín Sulaimán

Manda tus comentarios por correo o visita nuestro Foro de Mensajes

 

 

 

El Exorcista IV: El Comienzo
(Exorcist IV: The Beginning)


Imagen 2004 Morgan Creek Productions

Morgan Creek Productions, 2004
114 minutos

Dirigida por Renny Harlin
Escrita por William Wisher, Caleb Carrs y Alexi Hawley, basados en personajes creados por William Peter Blatty
Editada por Mark Goldblatt y Todd E. Miller

Elenco:
Stellan Skarsgård .... Padre Merrin
Izabella Scorupco .... Sarah
James D'Arcy .... Padre Francis
Remy Sweeney .... Joseph
Julian Wadham .... Granville
Andrew French .... Chuma

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.