CinEncanto
Películas recientes
Archivo en Español
Archivo en Inglés

La verdad no peca, pero incomoda, más cuando viene de afuera con ese maquillaje extra que hace lucir situaciones y sucesos a conveniencia de quien los narra con motivos estéticos y a veces ideológicos. Basada en una novela de A.J. Quinnell (1987), El hombre en llamas es la segunda versión de esta historia. Aborda una cruda realidad mexicana y le da el tratamiento visual de un video clip donde la mayor parte de las veces, sacrifica los imprescindibles gestos emocionales de Creasy (Denzel Washington), en su angustioso camino por esclarecer las cosas, por una vertiginosa serie de imágenes descompuestas e incoherentes que nos desvían de la tensión emocional.

El director Tony Scott (Top Gun, 1986/ Beverly Hills Cop II 1987/ Last Boy Scout, The 1991, entre muchas otras), se caracteriza por su estilo dinámico, a veces crudo, que va muy bien en filmes de corte industrial. El Hombre en Llamas requería de una aproximación diferente, mucho más intimista, donde revele el torbellino de emociones que un secuestro causa en todas las personas involucradas. Se da, en cambio, la transformación de un alcohólico a súper hombre y solamente a nivel fantástico puedo entender cómo fue que logró burlar a las cabezas tanto de asaltantes y secuestradores como de la policía misma, desmarañó una red imposible de disolver, al menos, para un sólo hombre que para colmo, es extranjero. En esta vorágine de elementos narrativos, tenemos también la imagen manipulada donde se revienta el grano de la película para dar esa atmósfera que empieza a caracterizar a México visto por los extranjeros y para ello habrá que recordar las secuencias presentadas en Traffic, de Steven Soderbergh (2000) donde México se presenta sucio, amarillento, polvoriento y enfermo.

Denzel Washington es un actor extraordinario que luce mediocre en una cinta que le falta espíritu y le sobra espectacularidad. Llega un momento en que los cinéfilos vemos tal o cual producción por las características narrativas del director y francamente no esperaba más de Tony Scott, pues aunque yo sabía a lo que iba, su capacidad ilustrativa fue tan regular como la historia que presentó. Hay personajes que son como una caricatura de lo que representan, estereotipos creados por extranjeros que saben, por habladas, que los “narcos” son así y los policías de esta otra manera.

Claro que existe el crimen organizado mucho peor de como aquí se retrata y nadie va a llegar a los plagiarios sin consecuencias fatales.

Y es de morirse de risa el primer agradecimiento al final de la película: “Muchas gracias a la Ciudad de México”. ¿Vivimos en un mundo donde todo se puede desenmascarar?

Todavía no sé si debo ofenderme como mexicano o no, lo que sí, es que prefiero ver “Bajo la metralla” (Felipe Cazals, 1983)

José Martín Sulaimán

Manda tus comentarios por correo o visita nuestro Foro de Mensajes

 

 

 

Hombre en Llamas
(Man on Fire)


Imagen 2004 Scott Free Productions

Scott Free Productions, 2004
146 minutos

Dirigida por Tony Scott
Escrita por Brian Helgeland, basado en la novela de A.J. Quinnell
Editada por Christian Wagner

Elenco:
Denzel Washington .... Creasy
Dakota Fanning .... Pita
Marc Anthony .... Samuel
Radha Mitchell .... Lisa
Christopher Walken .... Rayburn
Giancarlo Giannini .... Manzano
Rachel Ticotin .... Mariana
Jesús Ochoa .... Fuentes
Mickey Rourke .... Jordan

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.