CinEncanto
Películas recientes
Archivo en Español
Archivo en Inglés

En este mundo cruel y despiadado, las coincidencias parecen trabajar al servicio de lo malo. Una pequeña habitación infranqueable será la salvación y, a la vez, la cárcel de Meg y Sarah Altman (Jodie Foster y Kristen Stewart). Es notable el trabajo de actuación de ambas, sobre todo de Jodie, pues hace el papel de una mujer perfectamente normal y nunca adquiere fuerza sobrenatural para atacar a sus agresores, quizá, la exageración está en su inteligencia aguda y de pronto adquiere dotes de adivino, pero se le puede perdonar. El guión de David Koepp esta bien construido y aunque no ofrezca nada nuevo, ciertamente es una película bien filmada y una historia bien contada.

“El estilo” es un tema que ha obsesionado a estudiosos de las artes y muchas veces se confunde con falta de originalidad y recurrencia de temas, se argumenta que el autor representa y plasma sus ideas de manera similar, o quizá sería mejor decir – consistente, y a eso le llaman estilo, pero en definitiva, cada autor tiene el propio y para exagerar un poco, el estilo es como la huella digital de cada uno de ellos. David Fincher (Alien 3 - 1992, Seven - 1995, The Game – 1997, The fight club - 1999), aunque inmerso en el sistema norteamericano de producción cinematográfica, es consistente en su visión del mundo que interpreta en la pantalla. Panic room se mantiene en ese esquema oscuro y un tanto sórdido al que nos tiene acostumbrados, muy en boga en estos tiempos. Fincher explota una vez más, la condición especial de su personaje, Meg Altman es mujer divorciada y en proceso de rehacer su vida con su hija. Esta historia poco ingeniosa, la convierte en un thriller dinámico y aunque siempre predecible, tiene una narrativa impecable, nos hace pasar ratos de angustia a pesar del desenlace lógico de cada situación.

La historia no tiene mucha tela buena de donde cortar pero el lenguaje cinematográfico es espléndido. Hay ciertos elementos en la manera de filmar una historia que el director aprovecha para aumentar el dramatismo de una situación dada: Se vale del color para dar cierta atmósfera, en ésta como en sus otras películas, utiliza tonos fríos (azules y verdes) para incrementar la tensión; se monta una coreografía entre cámara y actores con movimientos encontrados para crear ese sentimiento de malestar, afuera de la llamada habitación del pánico, todo se muerta en tomas abiertas y dentro de él, nos presenta la historia con tomas cerradas de las mujeres y nos transmite esa sensación claustrofóbica; Si añadimos una edición dinámica e inteligente, muy a la manera de Hitchcock que alternaba cortes del agresor que se acerca al agredido mientras éste trata de alcanzar un arma para defenderse, la formula funciona a la perfección y pone al espectador al filo de la butaca. Me atrevería a decir que la película es un excelente ejercicio cinematográfico sin que esto demerite el interés por ver la película, todo lo contrario, es de una eficacia dramática poco usual en películas Estadounidenses.

Panic Room tiene la virtud de jugar con la personalidad de los personajes y con ello, nos va presentando la problemática, salvada un poco con la esperanza de una solución en manos de los caracteres antagónicos de los maleantes.

Vale la pena verla.

José Martín Sulaimán

Manda tus comentarios por correo o visita nuestro Foro de Mensajes

 

La Habitación del Pánico
(Panic Room)


Imagen 2002 Columbia Pictures

Columbia Pictures, 2002
111 minutos

Dirigida por David Fincher
Escrita por David Koepp
Editada por James Haygood y Angus Wall

Elenco:
Jodie Foster .... Meg Altman
Kristen Stewart .... Sarah Altman
Forest Whitaker .... Burnham
Dwight Yoakam .... Raoul
Jared Leto .... Junior
Patrick Bauchau .... Stephen Altman
Ann Magnuson .... Lydia Lynch

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.