CinEncanto
Películas recientes
Archivo en Español
Archivo en Inglés

La realidad es tan subjetiva como una silueta, como una sombra que es la remembranza de algo, de alguien. Es la mente la que da forma a las cosas, la que da veracidad al color, al olor y al sabor, la mente alienta la realidad viva, más allá de la madera inmóvil, de la sangre con olor a hierro. Entre nuestras sugestiones y vivencias repta el miedo y Dragón Rojo ataca en la médula de nuestra fábrica de la realidad. Profundamente intimista, descarnadamente realista, encantadoramente esteticista.

El hombre ha roto todos sus esquemas, la definición de arte puede ser tan amplia como se le ocurra redefinirlo al siguiente crítico o historiador “de moda”. Sin embargo, hay valores estéticos innegables, que apelan a la sensibilidad del más reacio, de cualquier escéptico. La trilogía que ha convertido a Hannibal Lecter en el asesino serial más conocido y macabro del cine mundial, es también el resultado de un pacto de “lo bello” con el lado oscuro de la mente.

En Dragón Rojo, la esencia del arte está presente en nuestros sentidos como un bálsamo que define el entorno de la historia. Hay referencias concretas a las artes plásticas, desde los dibujos de Turner, hasta un grabado en un libro en “Hannibal” que documenta el ahorcamiento y desollado de un personaje del pasado. La imagen en sí es un lenguaje complejo que narra buena parte de la historia y alcanza su máxima expresión con la anterior película dirigida por Ridley Scott.

Dragón Rojo capitaliza su narrativa en el juego psicológico de los personajes y si bien para mí no es la mejor de las tres, encuentra un balance dramático y visual apropiado para la historia, que además, es similar en esencia al “Silencio de los corderos”. Lo que puede hacerla inferior a la primera es que Brett Ratner (Rush hour, 1998- The Family man, 2000) utiliza la estructura tradicional del cine norteamericano en el planteamiento, (y digo inferior porque estamos muy acostumbrados a dicha estructura donde ya sabemos que hay un esquema de sucesos en el desarrolla de la historia), desarrollo y desenlace de la historia, no es malo y está mejor logrado que la mayoría de las películas norteamericanas.

Hay frases afortunadas y audaces que refuerzan la rivalidad sobre todo intelectual del protagonista (Will Graham) y antagonista (Hannibal Lecter): ¿Cual fue la clave para atrapar a Lecter? “Lo dejé que me matara” dice Will. Se crea una batalla entre el bien y el mal, entre dos personalidades muy similares en esencia, pero totalmente opuestas en sus propósitos. El hecho de que Lecter ayude a descubrir al asesino no tiene que ver con dicha rivalidad, pues en campo de batalla está más en la cabeza de ambos. Lecter reta constantemente a Crawford y deja lo más interesante para su batalla personal.

El arranque de la película establece efectivamente la personalidad del Dr. Lecter y es una probadita de lo que nos espera. Anthony Hopkins es el actor ideal para el personaje y su actuación, como siempre, es sobresaliente. Edward Norton en el papel del detective Graham es otra garantía como actor aunque puede parecer demasiado joven y ni hablar de Harvey Keitel, como el detective Jack Crawford. Si algo se puede anotar al respecto de las actuaciones es que todos llevan a cuestas una carga muy pesada por los antecedentes de la historia, que, curiosamente, Dragón Rojo es la primera parte de la saga.

Dragón Rojo es una buena película de suspenso que garantiza un rato más que agradable. Uno de los aciertos de la película es que a pesar de mostrarnos al asesino, nos mantiene atentos a los sucesos y eso significa un muy buen manejo del lenguaje cinematográfico.

José Martín Sulaimán

Manda tus comentarios por correo o visita nuestro Foro de Mensajes

Dragón Rojo
(Red Dragon)


Imagen 2002 Universal Pictures

Universal Pictures, 2002
124 minutos

Dirigida por Brett Ratner
Escrita por Ted Tally, basado en la novela de Thomas Harris
Editada por Mark Helfrich

Elenco:
Anthony Hopkins .... Hannibal Lecter
Edward Norton .... Will Graham
Ralph Fiennes .... Francis Dolarhyde
Emily Watson .... Reba McClane
Harvey Keitel .... Jack Crawford
Mary-Louise Parker .... Molly Graham
Philip Seymour Hoffman .... Freddy Lounds
Anthony Heald .... Dr. Frederick Chilton

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.