CinEncanto
Películas recientes
Archivo en Español
Archivo en Inglés

El sensacionalismo no oculta por completo la falta de originalidad en los temas, aunque lo disfraza muy bien. Padre nuestro, título que poco tiene que ver con el original, es otra película más que denuncia un hecho real y la brutalidad es el móvil principal en una película con pocas aportaciones narrativas y cinematográficas. Como vemos, el cine Hollywoodense no es el único que repite fórmulas.

El guión está basado en experiencias autobiográficas de Patrick Galvin, guionista de la película. Trae a la mente similitudes importantes con The Magdalene Sisters, de Meter Mullan (2002) que denuncia los abusos de poder en internados religiosos y Sleepers de Barry Levinson (1996), que muestra la crudeza y violencia que sufren los internos en instituciones correccionales. Padre nuestro es una combinación de ambas. Violencia y abuso sexual son las constantes en la historia. Una secuencia me remite claramente a los azotes recibidos por Cristo en la película de Mel Gibson, con toda la carga emocional y sentimiento de impotencia que es capaz de generar.

La figura del profesor Franklin (Aidan Quinn) es la salvación de las pobres criaturas (valga mi contradicción, pues son niños rebeldes, rateros y criminales) que mediante la poesía, los acerca a un mejor entendimiento de la libertad del espíritu, los valores del hombre y sensibilidad hacia la vida. Con profundas cicatrices dejadas por la guerra civil española y la perdida de la mujer amada, el profesor no es ajeno a las consecuencias del maltrato y toma una postura radical en contra del Hermano John (Iain Glen), encargado de la disciplina y victimario de los jóvenes internos.

El estilo visual de la película establece el tono depresivo de la cinta, muy apropiado para ubicarnos en el ambiente de la historia, la gama de colores y tonalidades es casi monocromática, aísla y enfatiza las expresiones en los rostros y promueve el sentimiento de inseguridad. El director establece con los tonos azules el sentimiento de encierro y depresión en el espectador y juega con los contrastes tanto en la imagen como en la personalidad de los personajes. El padre John se pasa el día rezando y torturando con una psique totalmente enferma.

Las actuaciones me parecen bastante buenas, sobre todo las de los niños pues muestran en su acartonado desempeño, el miedo que se puede sentir al estar en una situación como ésta. Tal parece que en el pasado el asesinato no tenía consecuencias graves para el homicida, sexo era el tema tabú por excelencia y los padres confiaban ciegamente en los encargados de los internados. Si todo esto lo trasladamos a una correccional para menores, los resultados están en la pantalla. Si la película tiene como propósito denunciar, llega demasiado tarde.



José Martín Sulaimán

Manda tus comentarios por correo o visita nuestro Foro de Mensajes

 

 

 

Padre Nuestro
(Song for a Raggy Boy)


Imagen 2003 Zoma Films

Zoma Films, 2003
100 minutos

Dirigida por Aisling Walsh
Escrita por Patrick Galvin, Kevin Byron Murphy y Aisling Walsh
Editada por Bryan Oates

Elenco:
Aidan Quinn .... William Franklin
Iain Glen .... Hmno. John
Marc Warren .... Hmno. Mac
Dudley Sutton .... Hmno. Tom
Alan Devlin .... Padre Damian
Stuart Graham .... Hmno. Whelan
John Travers .... Liam Mercier 636

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.